Controlando el pánico en las Aguas Abiertas

Enviado por Javier Bordones el Jue, 22/06/2017 - 20:26
Impaciencia en las Aguas Abiertas

Muchos nadadores que se detienen durante un entrenamiento de natación en aguas abiertas o de en una competencia aguas abiertas, triatlón o acuatlón lo hacen como respuesta a esa sensación de pánico o desesperación, algo que quizás tenga su explicación en alguna mala experiencia previa o debido a que por naturaleza los seres humanos enfrentamos miedo a lo desconocido, sin embargo, es algo normal, todos en general tenemos esas mismas sensaciones incluso hasta los nadadores más experimentados ha pasado o pasan esos momentos tan desesperantes, aquí te presentamos algunos consejos prácticos para poder ir controlando esas sensaciones.

Lo más importante es reconocer cuál es la causa del ataque de ansiedad, es muy importante que puedas descubrir cuál es la raíz que te causa esas sensaciones, está claro que afrontar estas causas requiere de mucho valor pero una puedas descubrir que fue lo que te causo ese ataque de ansiedad al nadar aguas abiertas puedes empezar a entrenar ese aspecto para que estés mucho mejor preparado lo que te va a permitir prevenir cualquier otro ataque de pánico.

Consideraciones para afrontar el pánico en las Aguas Abiertas

Entrena en distintos escenarios:

No solo debes tener una rutina de entrenamiento en piscina, algo que sin duda, es fundamental, pero asegúrate de incluir en tu programa de entrenamiento en el mar, ríos o en lagos siempre que puedas, intenta programar por lo menos una sesión de entrenamiento semanal o quincenal.

Mantén tu confianza:

Crea una estrategia que te ayude a mantener la confianza en ti mismo el día de la competencia.  Es muy importante el lenguaje que utilizas al hablar contigo mismo, así que evita cualquier tipo de pensamiento negativo, hemos notado que muchos atletas se entrenan muy duro físicamente pero olvida o dejan de lado el entrenamiento mental y psicológico algo que sin duda es fundamental a la hora de enfrentar una travesía en mar abierto o playas por los temas de las corrientes, oleaje, la sal, el sol, si es el caso de los ríos, lagos o estanques (diques) por la incertidumbre al no poder ver a través del agua, la flora o especies acuáticas que hacen vida en esos espacios, piensa en todo ello como algo natural.


Visualizar situaciones similares a una competición real:

Trata de visualizar esas situaciones estresantes que pudieran pasar en una competición, en particular esas que te llenan de pánico, intenta relajarte y concéntrate en mantenerte tranquilo, relajado, trata de controlar tu respiración y seguir nadando. Siempre hacia delante!!!

Tratar de nadar con mucha gente:

Acostumbrarte a nadar con mucha gente es muy importante, sobre todo si te molesta el caos que se forma al nadar en una competición de aguas abiertas y en especial en las salidas o los cruces de bollas, intenta replicar ese condición al entrenar en una piscina, por ejemplo en un mismo carril que un grupo de 5 o 6 nadadores naden simultáneamente, intenta adelantar al grupo siempre que sea posible, de esta manera tú y tus compañeros se verán forzado a hacer contacto con otros y a nadar con otras personas, seguro te ayudara y en gran manera.

Pero si aun así, te da un ataque de pánico durante la prueba, pues tranquilízate apártate de los demás nadadores, colócate de espalda, relájate un poco, respira profundamente y con pausa, pon en tu mente todos esos pensamientos que habías preparado durante de los entrenamientos o antes de la prueba para luego tratar de seguir nadando, si puedes hacerlo, excelente has ganado esa batalla, ahora, si aun así sientes presión al respirar, tienes algunos mareo, no controlas tu respiración o simplemente estas en pánico levanta tu gorro, pide ayuda, sal del agua e intenta prepararte mejor para la próxima ocasión, no desanimes, muchos de los grandes nadadores élites en algún momento, en alguna competición pasaron por lo mismo que tú.

Cuidado con la Hiperventilación:

Muchos nadadores noveles atañen los ataques de pánico a la dificultad para tomar aire cuando están en el agua pero en la mayoría de los casos es justo lo contrario. Aspiran mucho más de lo que deberían y se olvidan de expulsarlo correctamente algo conocido como hiperventilación que es tomar más oxígeno del que nuestro organismo necesita causando que nuestro ritmo cardíaco se acelere y provocando una leve sensación de mareo.

Trata de céntrate en tomar aire pero solo lo normal, es decir, lo que tomarías estando en tierra y mete tu cabeza dentro del agua y ve liberando el aire en forma de burbujas a un ritmo constante.

Escucha el sonido de tu respiración y busca un patrón para hacerlo constante, conviértelo en un sonido repetitivo y tranquilizador que lleve tu mente lejos de lo que estaba causando tu pánico anteriormente.

Ataque de pánico por temperatura del agua:

aguas-abiertas-frias

Nadar en agua fría es algo que requiere preparación y dependiendo de tu fisiología y costumbres, puedes requerir más preparación que otros nadadores.

Trata de prepárate y entrenar en condiciones similares. Aunque al principio de seguro te va a constar, intenta comenzar a nadar muy despacio mientras te vas aclimatando a esa sensación, sé consciente de todas las partes de tu cuerpo, siente dónde notas más frío y concéntrate en asimilarlo. Poco a poco irás aclimatando tu cuerpo a esta sensación. Antes de la prueba de aguas abiertas, entra al agua si la logística del evento te lo permite, para saber cómo ésta la temperatura de forma tal que cuando te toque comenzar la prueba no te tome por sorpresa.

Si ya conoces de antemano que la temperatura del agua en la competición está por debajo de lo que estás acostumbrado digamos que entre los 25°C a 20°C y solo bajo estricta vigilancia de un profesional y tu médico y entrenador te lo aprueba, puedes optar por entrenar sumergiéndote por periodos controlados de entre 5 a 10 minutos en una bañera con aguas en esas temperaturas, vierte hielo hasta que el agua.

Ten en cuenta que según comunicado de la Federación Internacional de Natación (FINA) para el próximo mundial Budapest 2017 se permitirá el uso del neopreno de forma obligatoria cuando la temperatura este entre los 16°C a 18°C, permitirá su uso opcional cuando la temperatura este entre las 19°C y los 20°C pero seguirá sin permitirlo cuando la temperatura sea superior a los 20°C, en el caso del triatlón está permitido el uso del neopreno.