La Frecuencia Cardíaca ¿Cómo Calcularla?

Enviado por bigchrono el Mar, 06/06/2017 - 09:30
La Frecuencia Cardíaca

La frecuencia cardíaca es uno de nuestros signos vitales y se define como el número de veces por minuto que nuestro corazón late o se contrae.

  • La frecuencia cardíaca varía, tenemos una frecuencia cardíaca en reposo, que como su nombre indica, es el ritmo al cual el corazón late cuando estamos relajados
  • La frecuencia cardíaca se incrementa con el esfuerzo, con el objetivo de proveer de más oxigeno y energía para la actividad que se esté desempeñando.

La frecuencia cardíaca máxima es una cifra difícil de calcular.

La fórmula habitual dice que es igual a 220 menos la edad, pero no es lo más apropiado en sujetos que pueden soportar frecuencias más altas: a ellos no se les debe aplicar este número. La fórmula se desarrolló pensando en deportistas jóvenes. Un estudio de Tanaka realizado en 2001 sobre una población con edades mucho más amplias demostró que la fórmula no era lo suficientemente precisa en sujetos de mayor edad, y, según los datos revisados, lanzó la siguiente fórmula:


FCM = 208 - 0,7 x (edad) 


Otro estudio realizado por Gellish en 2007 mostró una buena correlación en una prueba de estrés con la fórmula:


FCM = 207 - 0,7 x (edad), con una desviación menor al 0,001. 


Si calculas la frecuencia cardiaca máxima con las 3 fórmulas, siendo un sujeto de 52 años, obtendrás los valores de 168, 172 y 171, respectivamente. Puede que te parezcan bastante aproximados, y a mí también me lo parecen.
Pero en la práctica la frecuencia cardíaca máxima es individual para cada deportista y la mejor manera de conocerla es a través de la experiencia. La FCM es una gran guía de entrenamiento para corredores.

El papel de la medicina consiste en señalar el punto de esfuerzo máximo. Hay pruebas de esfuerzo que se realizan con la FCM preestablecida o por un porcentaje determinado de la FCM. En un estudio clínico realizado a deportistas lo normal es llevar la carga de ejercicio hasta el esfuerzo máximo, lo que podría llevar la frecuencia cardíaca máxima por encima del número calculado